21 abril, 2015

363

Esta foto, como explicarlo. Empezaré desde el principio. En la sobremesa del domingo me ofrecí a hacer un cartel que necesitaban para un proyecto realizado por niños y para niños, recogida solidaria de tapones, actividad para ayudar a colaborar con Afacmur (Asociación de familiares de niños con cáncer de Murcia). Esa misma noche recogí todos los tapones que pude y a la mañana siguiente hice la foto, el cartel tenia que estar hecho en un tiempo express para llevarlo a imprimir cuanto antes, así que tenia una hora escasa para hacer la foto y montar el cartel porque me llevo mas rato ordenar los tapones por colores que desarrollar el resto del trabajo, me hubiese gustado disponer de mas margen de tiempo para haber creado una composición de color mas elaborada y mejor acabada, enfin, tenia tantas ganas por echar una mano en ese proyecto y vi que el resultado gusto a los responsables, sin importar esos defectos que terminado el cartel, lo envié y me puse manos a la obra en el recogido del desastre de tapones y equipo fotográfico que organice en el salón, después hice un par de tareas del hogar y estaba a medio preparar la comida cuando llame a casa, mi pregunta fue directa al tema, y entonces note como una patada en los pulmones, me niego a creer en ese resultado, si estábamos teniendo suerte... cáncer, extirpar, reconstrucción. Estoy congelada, de nuevo. 

Entonces me senté en el balcón con el tabaco en mis piernas y pensaba en lo irónico de que todo el mundo necesita ayuda.

Ahora miro esto foto y la veo cargada de optimismo y apoyo.















19 abril, 2015


364

18 abril, 2015



365



Anoche acepte el reto, una foto al día. Y esta mañana ha empezado mi cuenta atrás. No he pensado en hacer nada en especial, ni seguiré ninguna pauta, no planeo centrarme en ninguna rama en concreto ni llevar un hilo conductor, no al menos a lo largo de todo el conjunto del proyecto, aunque seguramente realizaré series de fotografía gastronómica, le prometí a P. que aprendería a cocinar algún plato...  Volviendo al proyecto, intentare buscar la belleza, pero no pretendo conseguir fotos impresionantes sino simplemente una foto al día, por lo cual habrá imagines sosas, demasiado cotidianas o carentes de un mensaje atractivo o expresivo, yo me daré por satisfecha al ir restando fotografías, aunque tengo un par de ideas, que siempre he tenido en mente que bien o por falta de medios o simplemente vergüenza las he dejado para mas adelante, y son fotos que me parecen creativas y divertidas, donde seguramente me lo pasare genial creando esas imágenes, va siendo hora de darme una oportunidad. También habrá alguna que otra que serán puro sentimiento al menos para mi, y, fotografías nocturnas. Si, fotografía nocturna. La idea principal de mi reto es tirar fotos, intentando no repetir y buscando una forma creativa en la toma o la edicion. No se de donde sacaré el tiempo porque últimamente no tengo ni un solo instante para mi, y es por eso que me apetece coger la cámara aunque solo sea 10 minutitos. Esta es la mejor manera de mantenerme activa con la fotografía, supone un mínimo esfuerzo diario para ir notando una mejoría, la cámara lleva meses en el armario y eso no se puede consentir.

Este proyecto me da donde mas flaqueo, la constancia, pero es algo que tengo ganas de intentar para ser capaz de vencer esos pequeños monstruos que me distraen o me desmotivan.





16 abril, 2015


Condenada espera.

16 marzo, 2015

He perdido la cuenta de las veces que he intentado convencerme de que no es nada y todo va a salir bien, y no distingo si estoy siendo realista o soñadora.
Hablando de sueños, no saber porque me reía en aquel sueño me mata, aunque me gusta la de idea de  no despertar inundada de lagrimas ya que por lo general si me caigo de un sueño suele ser por algo malo o muy triste y esta vez fue con mi propia risa, pero ahora tengo toda la curiosidad del mundo por saber que era aquello tan gracioso, con los sueños malos, ocurre todo lo contrario te quedas con una sensación amarga y procuras que pase pronto pero esta sensación me recuerda a la luz de la tele que se colaba por el pasillo y salir descalza de la cama, recuerdo los cambios de intensidad en la luz al cambiar de imagen y pegar la oreja a la puerta intentado descubrir porque mis padres me habían mandado a la cama diciendo que era muy pequeña para ver esas cosas y para los niños era la hora de dormir, también recuerdo salir corriendo con el corazón en la mano de vuelta a la cama porque se suponía que yo era una niña buena. Pues esa misma curiosidad es la de los últimos días.

Hoy tomé tanto cafe que acompañare a la luna esta noche y en esta habitación prácticamente vacía
Yo no soy el señor de estas tierras, pero si el cuervo negro.


18 febrero, 2015

Si esto fuese un libro el titulo de este capitulo seria espacios que están por llegar. Lo seguiría la promesa de no volver a prestar un libro, y esto va en serio, quiero que mi persona se conciencia de esto. Y es que hace unos días empece a empaquetar todas esas cosas que he ido acumulando a lo largo de los años, de lo cual me di cuenta que guardo una de basura absurda e inútil y que no se resuelve en unas horas, total que andaba yo creando un asco como de costumbre para llegar a un orden, y pude darme cuenta que ya no poseía algunos de mis libros favoritos, que todos habían sido prestados y no devueltos (excepto el principito que se lo comió Scully una tarde que andaba ella hambrienta y sola por la casa) en fin que no me gustó nada comprobar que eso que yo había prestado no me hubiese sido devuelto, no tengo problema alguno en regalar algún libro mío, me parece mucho mas bonito de hecho que comprar uno nuevo y darlo, esto de entregar algo personal lo he hecho ya en dos ocasiones, pareciéndome un gesto bellísimo y con la sensación de unirme mucho mas con la otra persona, realmente quería entregar algo mío y darlo por completo pero esto de prestar, no es para nada similar, lo haces con la idea que volverá a ti, no pretendes desprenderte de nada, quieres que la otra persona lo conozca pero no que se adueñe, tiene que ser algo así como, tocar la puerta antes de entrar.

Aquel día de cajas necesitaba una guía, veía muchísimas objetos vinculados a demasiadas otras cosas y no tengo voluntad de cargar con todo mas que nada porque quiero dejar muchísimo hueco para todo lo que vendrá, necesito mas papel en blanco, así que comencé a seleccionar lo que vendría conmigo, lo que se quedaba y lo que reciclaría, y en esta parte decidí que no alargaría mas la sombra de nada, de absolutamente nada, que todo lo que estuviese vinculado o relacionado con fantasmas no tendría cabida. Después fui directa a la librería para reponer dos esos libros perdidos, para que volviesen a mi y no permitir que siguiesen siendo ajenos. 

Recuerdo que hace muchísimo tiempo Pablo me pregunto que porque no quitaba ciertas fotos y yo le conteste algo como que era por respeto, me parece ultra feo quitar, romper o tirar la foto de alguien, las personas se pueden herir unas a otras, distanciarse o bien separarse pero no creo que estas razones sean motivos suficientes para llegar a odiar, si yo no encuentro el motivo para despreciar a la persona con la que me hice o a la que le hice dicha foto significa que no tengo ninguna razón para deshacerme de su recuerdo. Ademas que en el momento que se realizó la foto yo quería inmortalizar ese momento. Pero ahora tengo que dejar paso, guardare todas esas fotos en una caja de zapatos y quizás vuelva a echar la vista atrás.

06 noviembre, 2014

Me he quitado un peso de encima, he movido ficha, siempre a mi manera de forma discreta con muchas contemplaciones a pesar de que siempre he querido salir de aquí cuando se me planteo la oportunidad me aterre.  Ya esta marcado en el calendario el día que besare a Isabel y le diré a Scully que me perdone pero no tenemos hogar sino aventuras per restare libero...

01 septiembre, 2014

 photo 0ceb6b330a771f8952a396cecae19cda_zpsb270ad6d.jpg 

 photo cda4797d2230919c953d436457005fcd_zpsab979e3a.jpg

Ese par de dias en Valencia con Raquel y Luz han sido muy divertidos, comilonas en sitios preciosos, paseos y un par de exposiciones, el rastro y su hombre gruñón que me hecho la bronca por intentar regatear, también hubo algo de cine de verano, Wes Anderson siempre es encantador y no me importa repetir aunque acabemos doloridas por estar dos horas en unas sillas que parecen potros de tortura mas que asientos. Ahora ya casi estamos tocando la rutina y no hay nada peor que deshacer maletas.


Radio Moscow – Rancho Tehama Airport

26 agosto, 2014

 photo _MG_9952_zpsd56be40f.jpg

 photo _MG_9909_zps51ee98d2.jpg

 photo _MG_9871_zps08bf1332.jpg

19 agosto, 2014

 photo _MG_9612copia_zps60c73554.jpg

El tiempo vuela. Este sueño ya lo he vivido. Una mujer tiene que saber ser mujer. Bailar en la cocina, sexo en el baño. Procrastinar. Y fin del verano.

05 agosto, 2014

Anoche quedamos para ir a cenar con Veronica e invito a una amiga suya, Hilaria, una preciosa italiana bajita muy habladora, con una sonrisa cautivadora que me recibió alagandome por mi nombre, eso me recordó a il postino, Beatrice inspira grandes amores, sin duda cuando vuelva a casa sacaré mi viejo tomo de la divina comedia para seguir conectada con Florencia. Regresando a anoche. llegamos a ese restaurante donde hacen los mejores gnocchi de la ciudad y le cena fue una velada encantadora, botella de tinto y risas, cuando terminamos la cena alargamos la ultima copa, después paseamos por una Florencia vacía, que es sin duda lo mejor de este lugar, sus callejones en penumbra, Florencia da paso a la noche, deja que la oscuridad se cuele, crea un misterio y una paz dormida de estas que te hacen latir el corazón porque estas viviendo un momento increíble, lo que de día eran calles atestadas, ahora son solo para nosotros, dos gatos trasnochados, lo mejor es ir vagando y de pronto te descubres en una plaza con majestuosas esculturas, llenas de poder y drama,  aunque no solo te fascinas con las estatuas y sus sombras como algo verdaderamente vivo. Nos también con una pareja que estaba recorriendo la plaza de la mano a saltitos y yo les conté mi experiencia, les dije que gracias a Jules et Jim, en el Louvre los locos corren por esos pasillos y como Luz y yo hicimos nuestro pequeño homenaje en el Prado.

Me gusta ir de camino a la cama guiada por la mano de Pablo, me gusta concederle el sueño, porque sus despertares son eternos y dulces.  También me gusta que al abrir la puerta la pequeña gata negra que tenemos por compañera de piso, se acerque para decirnos que quiere compañía y que se alegra de que volvamos.

Ayer se pintó el día con los mejores colores, iban sucediendo pequeñas cosas que me alegraban el espíritu, de esas que motivan a tocar las nubes.


15 julio, 2014


Senté unas bases y una teorías hace años que ahora vuelvo a replantearme, no anclarme a unas ideas fijas y absolutistas y cuestionarme a menudo a mi misma esta siendo una buena forma de no estancarme y crecer.
Ya no tengo noches inquietas, por ponerle algún nombre a aquella etapa donde cada minuto valía un mes de clase o incluso un año de universidad. Ahora son pequeños huecos entre cosas sin importancia donde mi mente parece volverse a conectar y me sienta bien esto porque acabo despejando todas esas ideas revoloteando, no paro hasta tener algo en claro, llego a un estado donde estoy tendiendo mi colada a pleno sol para volver a dar paso a alguna actividad sin mucha importancia.